-

Enlaces Patrocinados

INVOCACIÓN A DIOS PARA PEDIRLE AYUDA

| viernes, 14 de diciembre de 2012
 
 
 
“En ti, Dios, me cobijo,
¡nunca quede defraudado!
¡Líbrame conforme a tu justicia,
tiende a mí tu oído, date prisa!

Sé mi roca de refugio,
alcázar donde me salve;
pues tú eres mi peña y mi alcázar,
por tu nombre me guías y diriges.

Sácame de la red que me han tendido,
pues tú eres mi refugio;
en tus manos abandono mi vida
y me libras, Yahvé, Dios fiel.

Me alegraré y celebraré tu amor,
pues te has fijado en mi aflicción,
conoces las angustias que me ahogan;
ten piedad de mí, Dios,
que estoy en apuros.

La pena debilita mis ojos,
mi garganta y mis entrañas;
mi vida se consume en aflicción,
y en suspiros mis años;
pero yo en ti confío, Yahvé,
me digo: «Tú eres mi Dios».

Mi destino está en tus manos, líbrame
de las manos de enemigos que me acosan.

Que brille tu rostro sobre tu siervo,
¡sálvame por tu amor!
Dios, no quede yo defraudado
después de haberte invocado;

¡qué grande es tu bondad, Dios!

¡Y yo que decía alarmado:
«Estoy dejado de tus ojos»!

Pero oías la voz de mi plegaria
cuando te gritaba auxilio.

¡Tened valor, y firme el corazón,
vosotros, los que esperáis en Dios!”

(Salmo 30)


ORACION

Oh, Señor:

ve delante de nosotros, para guiarnos;
ve detrás de nosotros, para impulsarnos;
ve debajo de nosotros, para levantarnos;
ve sobre nosotros, para bendecirnos;
ve alrededor de nosotros, para protegernos;
ve dentro de nosotros, para que,
con cuerpo y alma,
te sirvamos para gloria de tu nombre.
 
 


 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Next Prev

CONTENIDO RELACIONADO:

▲Top▲